Publicado el: Mie, abr 26th, 2017

Acusan expolicías de origen dominicano de soborno para permisos de armas

image_content_8171081_20170426085949NUEVA YORK.- Dos expolicías dominicanos están acusados junto a numerosos de sus colegas de múltiples cargos de corrupción, sobornos y extorsión para gestionar la concesión de armas de fuego incluso con individuos con prontuarios judiciales.

Los dominicanos son el sargento David Villanueva y el oficial Roberto Espinal.

Villanueva había sido imputado antes que Espinal y trabajaba al igual que los otros ex agentes, en la División de Licencias del Departamento de Policía (NYPD) y recibió el pago de su luna de miel en Hawai de manos de uno de los sobornadores, además de vacaciones en República Dominicana, México, Hawai, entradas en áreas VIP a clubes de strippers y espectáculos musicales.

Las autoridades revelaron nuevos detalles del caso ayer martes al anunciar las acusaciones contra los exoficiales del NYPD.

Un corredor con mucho dinero pagó la luna de miel de Villanueva en Hawai, según el expediente, mientras los fiscales federales añadieron tres nombres más de policías caídos en desgracia, a la creciente lista de destinatarios de sobornos. También se identificaron otros dos corredores de licencias.

Los investigadores y fiscales descubrieron 440 licencias sospechosas vinculadas al esquema corrupto, incluyendo 100 que fueron entregadas o estaban en turno y que fueron suspendidas.

Hay un total de 3,000 licencias asignadas para portar armas de fuego en la ciudad y cada año la división recibe hasta 5,000 solicitudes, muchas de las cuales, tienen un tiempo de espera de 5 años, pero los policías corruptos garantizaban agilizar la aprobación de los permisos a cambio de beneficiarse de la corrupción y canonjías que recibían.

“Estas acusaciones pintan un cuadro devastador de la corrupción generalizada en la división de licencias,” dijo el fiscal federal Joon Kim en una conferencia de prensa ayer martes para anunciar los arrestos.

Entre los acusados figuran el detective retirado Gaetano Valastro, el teniente Paul Dean y Espinal.

Los tres trabajaron con el sargento Villanueva y el oficial Richard Ochetal, que ya han sido acusados de aceptar regalos lujosos para los permisos de armas a través del corredor Alex (Shaya) Lichtenstein, alegan los fiscales federales.

“Estos agentes presuntamente vendieron sus juramentos de servir y proteger. Vendieron su deber para hacer su trabajo “, dijo el fiscal Kim.

El abogado John Chambers, ex asistente del fiscal de Brooklyn en la década de 1980 que ahora agiliza las licencias de armas en Nueva York y el condado de Nassau, también fue acusado de conspiración para pagar sobornos, dijeron las autoridades.

De 2013 a 2015, “Dean y Espinal solicitaron y aceptaron comidas, alcohol, fiestas, bailarinas y prostitutas”, sostiene el expediente.

Dean, que era el segundo al mando de la División de Licencias antes de su retiro, también había buscaba convertirse en un expedidor por sí mismo.

“Ya he terminado de ver a la gente ganar dinero a costa de mi espalda”, dijo Dean a un corredor de armas, de acuerdo con la acusación.

“Soy el que está firmando en todo. Yo soy el que está cuidando de todos los que está haciendo dinero, como usted y docenas de otras personas”, le habría dicho el exoficial a uno de los sobornadores.

Mientras empujaban las solicitudes de licencia, los agentes codiciosos fueron acusados de no entrevistar a los solicitantes e investigar si realmente tenían una necesidad basada en el negocio de tener un arma de fuego.

Los fiscales adujeron que el esquema, también dio luz verde para conseguirles licencias a personas con antecedentes penales sustanciales, incluidas detenciones y condenas por delitos relacionados con armas ilegales, violencia e individuos con antecedentes de violencia doméstica, señala el de queja penal en la Corte Federal.

El corredor de licencia de armas Frank Soohoo ya se declaró culpable de cargos de soborno durante el proceso original a Villanueva, Ochetal y sus esposas que recibieron vacaciones pagadas como parte de los sobornos a la República Dominicana, Bahamas y México.

Soohoo también pagó la luna de miel de Villanueva en Hawai, según la fiscalía.

Espinal se retiró el año pasado después de haber sido acusado de recibir sobornos.

Villanueva se declaró culpable de aceptar sobornos de Lichtenstein y estaba trabajando como informante contra sus excompañeros de uniforme con los fiscales federales.

En noviembre, Lichtenstein se declaró culpable de ofrecer a un policía de $6.000 a cambio de un permiso rápido de armas.

Ochetal también se declaró culpable de cargos relacionados con la investigación y también está cooperando con la policía, dijeron los federales en junio.

Sobre El Autor

- Estudiante de término de Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo
5 Comentarios
Danos tu opinión
  1. I like the valuable info you supply for your articles.
    I will bookmark your blog and take a look at once more right here regularly.
    I’m somewhat certain I’ll learn plenty of new stuff right here!
    Best of luck for the next!

  2. Zara dice:

    Greetings from Ohio! I’m bored to tears at work so I decided to browse your blog on my iphone during lunch break.
    I love the knowledge you provide here and can’t wait to take a look when I get home.
    I’m surprised at how fast your blog loaded on my mobile ..
    I’m not even using WIFI, just 3G .. Anyways, fantastic site!

  3. I am regular visitor, how are you everybody? This paragraph posted at
    this web page is genuinely pleasant.

  4. Milo dice:

    These are in fact wonderful ideas in concerning blogging. You have touched
    some pleasant things here. Any way keep up wrinting.

  5. Veronica dice:

    Good info. Lucky me I found your site by accident (stumbleupon).
    I’ve book marked it for later!

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.