Publicado el: Jue, ago 3rd, 2017

El rol de la universidad

luciano-filpo1Por Luciano Filpo

La universidad como institución surge en la época medieval, un periodo dominado por una visión clerical del mundo así como un control monacal. La institución académica sale del seno de la iglesia, previo a su aparición predominan los monasterios, entidades de formación espiritual y de control social. El curriculu universitario se formaba del trívium y el cuadrivium. La formación era reducida: filosofía, derecho, astronomía, arte, teología… la universidad llenaba el rol académico, extensión e investigación no se contemplan como misiones propias de las casas de altos estudios. La iglesia cristiana tenía un poder omnímodo sobre la sociedad occidental, decidía los temas a discutir, trazaban las pautas sobre las teorías validadas y a las que se debían adherir los individuos de forma voluntaria o coactiva. Quienes osaban cuestionar la misión pastoral y académica de la iglesia eran tildados de herejes, impíos, ateos y había que aplicarle un anatema o castigo. Hombres de ciencia como Giordano Bruno, Miguel Servet, o el propio Galileo Galilei fueron víctimas de la intemperancia clerical. Muchas mujeres que se relacionaban con la medicina natural fueron acusadas de brujas y quemadas como tal. En ese marco hasta pensadores cristianos que cuestionan los vicios de la iglesia, entre ellos se destaca Masilio de Padua y Guillermo de Ockham, quienes fueron excomulgados de la iglesia, así como critican los vicios, también cuestionaban la infalibilidad papal.

Desde el siglo XV, inician transformaciones económicas y sociales en Europa que impactaran la vida religiosa económica y social. Descubrimientos geográficos, renacimiento y Reforma Religiosa Luterana provocan grandes cambios en la forma de ver el mundo. En esta coyuntura aparecen formas mercantiles o pre capitalistas que colocan al ser humano en una función central en la sociedad. Pensadores como Dante, Petrarca y Boccaccio desde sus escritos promueven la figura humana como centro de la sociedad, esta visión es lo que se llamara Humanismo, el hombre como ser pensante, empírico, critico, innovador, capaz de entender la realidad generada por una relación causa-efecto, más allá de una explicación mesiánica o mágica religioso. Este humanismo busca humanizar al hombre y la sociedad, así como la razón. La educación sigue en manos de la iglesia, pero la modernidad empieza a influir de forma paulatina en un cambio de rumbo en las instituciones del saber. Los pensadores del Renacimiento, no eran ateos, tampoco están proponiendo una institución Laica, pero están influyendo en el devenir universitario, es necesario destacar que la mayoría de humanistas eran cristianos y aspiran a cambios en la sociedad renacentista.

Tomas Moro, Desiderio Erasmo, Lutero, Juan Calvino, de una u otra forma cuestiona la estructura de la sociedad dominado por una sociedad monacal y clerical, algunos de ellos también fueron enfrentados por la iglesia. La ilustración contribuyo a forjar una visión un tanto laica y deísta, cuestiona la autoridad religiosa, pero combatió que las instituciones educativas siguieran bajo la tutela espiritual de la iglesia. También en América las primeras universidades surgen bajo la sombra de la iglesia; todas las universidades coloniales fueron de carácter confesional, ya fueran católicos, protestantes, evangélicos, adventistas, metodistas… en el siglo XIX, con el empuje de la Revolución Industrial, cambian la escuela y la universidad. Se empieza a dar una nueva mirada de la educación, está en marcha la Escuela Nueva o proceso de modernización; desde esta tesitura se procura una educación que dé respuestas a las necesidades del mundo industrial, es decir, se inicia la formación de hombres y mujeres para el mercado de trabajo, quien pasaba por un aula debía aprender algún oficio para integrase al mundo del trabajo. Hacia 1930, el filósofo español José Ortega y Gasette escribe su famoso texto “La misión de la Universidad”, en este escrito Ortega cuestiona el desfase de la institución académica, así como abordar el rol humanístico y crítico de la academia. Se definen tres misiones fundamentales: docencia, investigación y extensión.

En el siglo XX, se deslindan universidades academicistas unas, investigadoras y creadoras de conocimiento, otras han procurado coexistir con las comunidades, en una labor de extensión. En la coyuntura actual se discute la lucha entre el dominio de habilidades y la formación para las humanidades. En la sociedad del conocimiento se busca especializar a la universidad en la formación de oficios más que en la formación de personas integras. En la coyuntura actual autores como Zigmunt Bauman y Henry Giroux sostienen que hay un proceso de privatización y de influencia neoliberal en las academias.

En este marco se ha estado dando preminencia a la creación de competencias que respondan a las exigencias del mundo empresarial, aunque no necesariamente con dichas destrezas se dan respuestas a las exigencias de la sociedad contemporánea y a las calamidades y miserias del hombre actual.

El autor es Dr. en educación.

Sobre El Autor

- Estudiante de término de Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.