Publicado el: Mie, feb 22nd, 2017

Estructura secreta Odebrecht manejó US$788 millones

estructura-secreta-odebrecht-manejo-us-788-millonesPara promover el sistema de soborno criminal, Odebrecht y sus co-conspiradores crearon y financiaron una elaborada estructura financiera secreta que operaba para contabilizar y desembolsar pagos de sobornos para corromper y beneficiar a funcionarios, partidos políticos, políticos y candidatos políticos extranjeros.

La revelación está contenida en el acuerdo de culpabilidad entre la constructora brasileña y la justicia de Estados Unidos, en el que se ofrece una visión general sobre la estrategia del soborno. Para ilustrar a nuestros lectores, transcribimos una parte del contenido de este acuerdo:

19.- En o alrededor y entre los años 2001 y 2016, Odebrecht, conjuntamente con sus co-conspiradores, a sabiendas y obstinadamente, conspiraron y acordaron a través de la corrupción con otros proporcionar cientos de millones de dólares en pagos y otros asuntos de valor para, y en beneficio de ejecutivos extranjeros, partidos políticos y ejecutivos de partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros, asegurar una ventaja impropia para influir sobre aquellos ejecutivos extranjeros, partidos políticos extranjeros y candidatos de partidos políticos extranjeros, para obtener y retener negocios en varios países alrededor del mundo.

20.-Durante el período de vigencia, Odebrecht, conjuntamente con sus co-conspiradores, pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en asociación con más de 100 proyectos en 20 países, incluyendo Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela.

21.-Para promover el sistema de soborno criminal, Odebrecht y sus co-conspiradores crearon y financiaron una elaborada estructura financiera secreta que operaba para contabilizar y desembolsar pagos de sobornos para corromper a, y para el beneficio de funcionarios extranjeros, partidos políticos extranjeros, políticos extranjeros de partidos extranjeros y candidatos políticos extranjeros. Con el tiempo, el desarrollo y operación de esta estructura financiera secreta evolucionó, y en -o alrededor del año 2006-, Odebrecht estableció la División de Operaciones Estructuradas, una división independiente dentro de la empresa. La División de Operaciones Estructuradas funcionó efectivamente como un departamento de sobornos con Odebrecht y sus entidades relacionadas. La División de Operaciones Estructuradas utilizó un sistema de comunicaciones completamente separado y fuera de la red denominado “Drousys”, que permitió a los miembros de la División de Operaciones Estructuradas comunicarse entre sí y con operadores financieros externos y otros co-conspiradores sobre los sobornos mediante el uso de correos electrónicos seguros y mensajes instantáneos, utilizando nombres de código y contraseñas.

22.-Odebrecht y sus empleados y agentes dieron una serie de pasos mientras estaban en territorio estadounidense en la promoción del esquema corrupto. Por ejemplo, se establecieron algunas de las entidades extraterritoriales utilizadas por la División de Operaciones Estructuradas para mantener y desembolsar fondos no registrados, en manos u operadas por individuos ubicados en los Estados Unidos. Además, a veces, durante la conspiración, las personas que trabajaban en la División de Operaciones Estructuradas, incluyendo el Empleado 3 de Odebrecht, el Empleado 4 de Odebrecht y otros, tomaron medidas en la promoción del sistema de soborno mientras estaban en los Estados Unidos. Por ejemplo, en o alrededor de 2014 y 2015, mientras se encontraban en Miami, Florida, el Empleado 3 de Odebrecht y el Empleado 4 de Odebrecht se involucraron en conductas relacionadas con ciertos proyectos en apoyo del plan, incluyendo reuniones con otros co-conspiradores para planear acciones a tomar en relación con la División de Operaciones Estructuradas, el movimiento de procedimientos penales y otras conductas delictivas.

23.-En conjunto, Odebrecht, junto con sus co-conspiradores, pagó más de 788 millones de dólares en sobornos para asegurar ilegalmente proyectos en varios países, incluyendo, como se describe a continuación, pagos para corrupción a empleados y ejecutivos de Petrobras; pagos para corrupción a otros funcionarios gubernamentales Brasil y pagos para corrupción a funcionarios de otros once países con beneficios malhabidos para Odebrecht y sus co-conspiradores de aproximadamente 3.336 mil millones de dólares. (El término “beneficios”, tal como se utiliza en esta Declaración de Hechos, se relaciona con los beneficios obtenidos en un proyecto particular para el cual se generó una ganancia como resultado de un pago de soborno para proyectos que resultaron en beneficios a Odebrecht que eran menores que el monto del pago de soborno asociado, se utilizó para calcular los “beneficios”.)

División de Operaciones

24.- La División de Operaciones Estructuradas estuvo a cargo del Empleado 2 de Odebrecht y contaba con otros empleados y/o agentes de Odebrecht (incluyendo el Empleado de Odebrecht 3 y el Empleado 4 de Odebrecht) quienes trabajaban para intercambiar reales brasileños por dólares estadounidenses). El empleado 2 de Odebrecht le informó al Empleado 1 de Odebrecht, quien era responsable de aprobar los pagos para corrupción a los líderes empresariales en Brasil y los líderes de los países en las otras jurisdicciones.

25.- La División de Operaciones Estructuradas gestionó su presupuesto “bajo la sombra” a través de dos sistemas informáticos: i) el sistema “Drousys”, que permitía a los miembros de la División de Operaciones Estructuradas comunicarse entre sí y con operadores financieros externos y otros co-conspiradores usando correos electrónicos seguros y mensajes instantáneos. Para ocultar sus actividades corruptas, los usuarios del sistema “Drousys” utilizaron una serie de códigos para marcar sus identidades, y se refirieron a receptores de soborno e intermediarios usando códigos y contraseñas adicionales.

26.-Para ocultar la conducta delictiva de la Compañía, la División de Operaciones Estructuradas manejó los fondos distribuidos que Odebrecht nunca registró en su balance. Los “fondos no registrados” fueron generados por Odebrecht a través de una variedad de métodos, incluyendo pero no limitado a (i) los cargos generales permanentes recaudados de las subsidiarias; (ii) cobros de más y honorarios que se atribuyeron como legítimos a proveedores de servicios y subcontratistas pero no incluidos en los presupuestos de los proyectos, iii) retenciones no declaradas y comisiones de más para la compra de activos de la empresa, y iv) transacciones autoaseguradas y autogarantizadas.

27.-Una vez generados, los fondos no registrados fueron canalizados por la División de Operaciones de Estructuras hacia una serie de entidades offshores que no estaban incluidas en las hojas de balance de Odebrecht como entidades relacionadas. Estas entidades fueron establecidas y administradas en la dirección de División de Operaciones de Estructuras por propietarios efectivos que fueron compensados por la apertura y, en algunos casos, por la operación de estas entidades. Odebrecht utilizó estas entidades extraterritoriales para promover el esquema de soborno y ocultar y disimular pagos indebidos hechos a, o en beneficio de, funcionarios extranjeros, partidos políticos, funcionarios de partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros en varios países. Muchas de las transacciones se distribuyeron a través de múltiples niveles de entidades offshore y cuentas bancarias en todo el mundo, incluso transfiriendo los fondos ilícitos a través de hasta cuatro niveles de cuentas bancarias offshore antes de llegar al destinatario final. En este sentido, los miembros de la conspiración buscaron distanciar el origen de los fondos de los beneficiarios finales.

28. Los fondos fueron desembolsados de las entidades extraterritoriales en la dirección de la División de Operaciones Estructuradas. Estos desembolsos fueron hechos por operadores financieros que actuaron a nombre de Odebrecht, incluyendo pero no limitado a los beneficiarios efectivos de las cuentas y “doleiros”, quienes entregaron los pagos en efectivo dentro y fuera de Brasil en paquetes o maletas en lugares predeterminados por el beneficiario de los fondos; o hizo los pagos a través de transferencia bancaria a través de una o más de las entidades extraterritoriales.

29. Para promover el sistema de soborno y facilitar el movimiento de fondos ilícitos, Odebrecht y sus co-conspiradores también utilizaron bancos con características distintas que ayudarían al esquema: específicamente bancos más pequeños ubicados en países con leyes estrictas en materia de protección del secreto bancario y el intercambio de información con la aplicación de la ley internacional. Para asegurar la cooperación de estos bancos favorecidos, Odebrecht y sus co-conspiradores pagaban frecuentemente honorarios de remuneración y tasas más altas a las instituciones bancarias, y un porcentaje de cada transacción ilícita a ciertos ejecutivos bancarios cómplices. La División de Operaciones Estructuradas contó con la colusión de los bancos favorecidos y sus ejecutivos para realizar las transferencias entre cuentas, basándose en gran medida en el uso de contratos ficticios para respaldar las transacciones y evitar las consultas de cumplimiento. Ciertos co-conspiradores, como el Empleado 4 de Odebrecht, visitaron los países donde se encontraban los beneficiarios finales y los llevaron a los bancos favorecidos a abrir cuentas para facilitar las transferencias ilícitas de pago.

30. Después de que un banco particular favorecido situado en Antigua comenzara a vacilar, los miembros de la conspiración, incluyendo los ejecutivos anteriores con el banco vacilante, compraron la sucursal en Antigua de un banco austriaco en o alrededor de 2010 o 2011. En virtud de esta adquisición, otros miembros de la conspiración, incluyendo políticos de varios países que recibían pagos de soborno, podrían abrir cuentas bancarias y recibir transferencias sin el riesgo de llamar la atención. Al adquirir el banco, los miembros de la conspiración, incluyendo al Empleado $ de Odebrecht y otros, facilitaron voluntariamente el esquema de pagos ilegales. También participaron activamente en la obtención de contratos ficticios para apoyar las operaciones de la División de Operaciones Estructuradas y respondieron directamente a los asuntos de cumplimiento con el fin de autorizar las operaciones.

31. Odebrecht realizó transferencias bancarias a estas y otras cuentas bancarias creadas por estas entidades extraterritoriales a partir de cuentas bancarias relacionadas con Odebrecht, incluyendo de varias cuentas en la entidad CNO, con sede en Nueva York. Después de que un banco particular favorecido situado en Antigua comenzara a vacilar, los miembros de la conspiración, incluyendo los ejecutivos anteriores con el banco vacilante, compraron la sucursal en Antigua de un banco austríaco en o alrededor de 2010 o 2011. En virtud de esta adquisición, otros miembros de la conspiración, incluyendo políticos de varios países que recibían pagos de soborno, podrían abrir cuentas bancarias y recibir transferencias sin el riesgo de llamar la atención. Al adquirir el banco, los miembros de la conspiración, incluyendo al Empleado $ de Odebrecht y otros, facilitaron voluntariamente el esquema de pagos ilegales. También participaron activamente en la obtención de contratos ficticios para apoyar las operaciones de la División de Operaciones Estructuradas y respondieron directamente a los asuntos de cumplimiento con el fin de autorizar las operaciones.

31. Odebrecht realizó transferencias bancarias a estas y otras cuentas bancarias creadas por estas entidades extraterritoriales a partir de cuentas bancarias relacionadas con Odebrecht, incluyendo de varias cuentas en la entidad CNO, con sede en Nueva York.

Sobre El Autor

- Estudiante de término de Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.