Publicado el: jue, Sep 14th, 2017

Globalización ambiental

luciano-filpo1Por Luciano Filpo

La globalización ha sido un fenómeno de mundialización de la economía, de transformación de la cultura así como de reconversión de la educación. La globalización neoliberal ha apostado a la eliminación de barreras arancelarias, tráfico de capitales y de mercancía en una visión de fronteras abiertas. Este fenómeno de ampliar los intercambios comerciales y financieros en todos los rincones del planeta tiene sus orígenes en los descubrimientos geográficos de los siglos XV y XVI, pero se hace fuerte y omnipresente con el desarrollo de la tecnología de la información y comunicación como también con el afianzamiento del enfoque neoliberal, partidario de la privatización y eliminación de las políticas públicas en economía. La globalización ha sido mundialización, aldeanización, cruce de vínculos e hipervínculos. El medio ambiente talvez haya sido el escenario donde mejor se exprese la globalización. Los problemas ambientales son transnacionales y transfronterizos, estos no se detienen en el foco de producción, se propagan en todas las direcciones y esferas de la sociedad y la naturaleza. Los problemas del medio ambiente son el resultado del progreso genero por la modernidad. La revolución industrial genero múltiples transformaciones sociales, pero el maquinismo y el uso de combustibles fósiles han ido generando un pasivo ambiental cada vez mayor, el mismo crece de forma paulatina, pero progresiva, son muchos los factores que han alterado el equilibrio ambiental: emisión de gases radioactivos, uso indiscriminado de las zonas boscosas, desertificación de las cuencas de los ríos. Estos factores se han traducido en el denominado cambio climático o también calentamiento global. El clima es la suma de factores y elementos tales como: el relieve, temperatura, exposición al sol, contacto con el mar… pero lo que la naturaleza equilibra como homeostática, la actividad humana lo ha resquebrajado. El siglo XX ha sido el eslabón que ha generado lo que Ulrich Beck ha denominado la sociedad del riesgo, donde se ha alterado el ciclo de la naturaleza. En las últimas décadas se han producido las lluvias acidas, el efecto invernadero, la aparición de fenómenos climáticos cada vez más continuos y devastadores. En 1973 se produjo la conferencia de Estocolmo, donde un grupo de países, miembros de las Naciones Unidas, elaboran un diagnóstico de la situación ambiental y se plantean alternativas para mitigar los efectos generados por el cambio climático. Estos conclaves se han seguido realizando cada diez años y aunque se han identificado los factores causales de la problemática ambiental no han servido para obligar a países que generan la mayor parte de la basura ambiental que asedia el planeta. La vocación de lucro, ganancia o beneficio de la empresa capitalista no ha querido coexistir con las políticas de reducción de la contaminación, esto tiene un precio para ellos, pero el costo es mayor para la sociedad y la naturaleza. El problema ambiental se ha colocado como un tema transversal en los curricula de escuelas y universidades, pero esto no ha servido para persuadir o sensibilizar a la población. Desde las Naciones Unidas también se han creado una dependencia que procura generar conciencia ciudadana respecto al medio ambiente (Pnuma). Se ha focalizado la preocupación por la ecología y se hace énfasis en promover el desarrollo sostenible, que es la posibilidad de usar la naturaleza y sus recursos de forma racional sin comprometer el futuro de las nuevas generaciones. En los últimos 20 veinte años se han observado una serie de fenómenos atmosféricos y climáticos que han evidenciado la capacidad de la naturaleza para alterar lo que el hombre ha construido, pero lo más duro es la capacidad de desnudar la pobreza que tiene la naturaleza a través de destrucción de viviendas, deslizamientos de tierras, marejadas, inundaciones. Los huracanes David, Georges, Katrina, Harvey, Irma han asolado los lugares por donde pasaron, su trayecto ha sido devastador, las inundaciones y destrucciones son apocalípticas. Estos fenómenos expresan la fuerza de la naturaleza por un lado y la vulnerabilidad de la cultura humana por el otro. El deshielo de los glaciales, la deforestación, la desaparición de ríos, la extinción de especies animales todos son factores caudales de la problemática ambiental. El caribe insular aún se halla estupefacto luego del paso de Irma, las pequeñas Antillas demolidas, las grandes Antillas afectadas. Lo ocurrido en Cuba ha puesto de manifiesto que algunos fenómenos pueden desbordar la capacidad de planificación y educación de la población más de diez muertos, pero aun parte significativa de la Habana se encuentra inundada. El presente panorama ambiental tiene el imperativo de comprometer a los países que generan mucha radioactividad y otros tipos de contaminación. Los problemas ambientales no tienen frontera y requieren del compromiso de todos, solicitan de la educación ambiental y de la disposición ciudadana para el manejo de desechos sólidos, y el uso adecuado del bosque, cuidado de las cuencas acuíferas, control de las especies animales, limitar las actividades humanas, al uso de energía limpia y amigable al medio ambiente. La sociedad actual se ha tornado una amenaza para la naturaleza y para el propio hombre. Las ambiciones desmedidas, las individualidades y la manera caprichosa de echarse contra el entorno natural se traducen en problemas ambientales que cada vez son más inmanejables para los humanos.

El autor es Dr. en educación.

Sobre El Autor

- Lic. en Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.