Publicado el: Jue, Dic 28th, 2017

Incendio destruye Séptimo Cielo del Estadio Quisqueya

Quince unidades de camiones contra incendio fueron necesarias para enfrentar el fuego que lamió por completo el denominado Séptimo Cielo del Estadio Quisqueya Juan Marichal, del Ensanche La Fe, lo que evitó que el partido que disputarían los Gigantes del Cibao y los Leones del Escogido fuera forzosamente suspendido.

Como consecuencia del mismo, el presidente de la Liga Dominicana de Béisbol, Vitelio Mejía, confirmó que el partido señalado para esta noche entre Águilas Cibaeñas y Tigres del Licey quedó suspendido.

Los reportes indican que todo comenzó a las 6:25 p.m. cuando cronistas deportivos allí presente comenzaron a percibir un olor a quemado. Según el periodista deportivo, Renaldo Bodden comenzó a salir humo de un aire acondicionado ubicado en el Salón de actos del Séptimo Cielo, zona ubicada sobre la grada central del parque. Otros cronistas que allí estuvieron bajaron rápidamente por las escaleras, cuando llegaron al terreno de juego del Quisqueya, ya no era humo, sino una cortina de humo, que tardó aproximadamente algo más tres horas para exterminar.

Esa respuesta se sabrá en el transcurso del día de hoy. El ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, quien estuvo en el parque, le garantizó a Vitelio Mejía que “a primera hora” del día de hoy enviaría a los “expertos en estructuras metálicas” de ese ministerio con el fin de evaluar la condición en que quedó el denominado Séptimo Cielo, del llamado Coloso del Ensanche La Fe.

Luego de esa evaluación, se producirá una reunión con los miembros de la Liga, los representantes de los seis equipos, en la que se verá la posibilidad de que se juegue en estadios alternos, ya sea el Francisco Micheli, de La Romana o el Tetelo Vargas, de San Pedro de Macorís.

Al parque de pelota se presentaron además de Castillo, el ministro de Deportes, Danilo Díaz; el director del 9-1-1, el doctor Dalvert Polanco; el alcalde del Distrito Nacionald, así como ejecutivos de los equipos Escogido, Eduardo Najri y Licey, Fernando Ravelo.

En noviembre de 2014 también se produjo un incendio en el Estadio Cibao e igualmente le tocó al ministro Castillo enfrentar la situación.

La realidad muestra una debilidad sobre las condiciones de los parques dominicanos en cuando a sus sistemas contra incendios, algo que deben de supervisar los bomberos y las alcaldías.

El fuego abre una herida y muestra otra
El deterioro que provocó el incendio, permitió ver otro mayor y es la poca condición para enfrentar siniestros con que cuenta el cuerpo de bomberos del Distrito Nacional. Bueno, quizás todo el país.El fuego fue atacado por las partes frontal y posterior. Pero quedó evidenciado que la zona afectada carece de equipos de emergencia, más que extintores, así como de sistema contra incendios y además quedó claro que el país carece de equipos para neutralizar incendios en zonas que pasen más allá de un tercer piso.El camión escala utilizado (uno de seis en el país) fue traído hace cuatro meses por la alcaldía distrital, pero fue incapaz de contrarrestar el fuego, que más bien cedió por autoconsumo, más que por los ingentes esfuerzos de las 15 unidades de bomberos, dos de ellas de Santo Domingo Este. El director del Cuerpo de Bomeros del Distrito Nacional alegó que hubo retrasos para atacar el incendio debido a lo arcilloso del terreno del Quisqueya. Un bombero, que prefirió mantener su nombre en reserva, dijo que en verdad los equipos son muy viejos.

Sobre El Autor

- Lic. en Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo
3 Comentarios
Danos tu opinión
  1. I am waiting a new article from you. Great fun . X back teacher more info – website please visit

  2. I want to read a new article on this topic. Great fun . X back teacher more info – website please visit

  3. I am sure that many people get useful tips from this. Great fun . X back teacher more info – website please visit

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.