Publicado el: Mar, abr 4th, 2017

La sociedad dominicana despide al periodista Rafael Molina Morillo

SANTO DOMINGO.- Funcionarios del gobierno, periodistas y miembros del cuerpo diplomático acudieron a dar el último adiós al fundador de El Nacional y la desaparecida revista ¡Ahora!, así como actual director del periódico El Día, don Rafael Molina Morillo.

image_content_8079814_20170404001747Bolívar Díaz Gómez , director del periódico El Nacional definió a Molina Morillo como un luchador por la democracia y la soberanía nacional. A su entender, el Dr. Molina fue un profesional que siempre defendió los mejores intereses de la patria y vivió apegado a los grandes valores.

Por su parte, el director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, definió a Rafael Molina Morillo como un constructor de instituciones, y al mismo tiempo un pilar de respeto a las libertades y a los valores democráticos dominicanos.

Según Tejada, se recordará a “Rafaelito como le llamábamos cariñosamente, como buen periodista, un periodista que respetaba los principios, como magnifico ciudadano que honraba a cualquier país donde hubiera nacido. Estoy seguro de que el ejemplo de Rafaelito perdurará en la nación dominicana, no sólo en el ejercicio del periodismo, sino también en la protección de los derechos fundamentales de todos los dominicanos”, dijo.

También el presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD), Persio Maldonado, resaltó la trayectoria profesional y los valores éticos del fallecido periodista, a quien definió como un “ícono del periodismo” que pudo permanecer en el oficio sin “salir enlodado”.

“Los que están en este oficio y la nueva generación tendrán en él siempre una fuente importante para hacerlo bien”, destacó Maldonado, director de El Nuevo Diario, sobre la emblemática figura de Morillo.

Maldonado describió la muerte de Morillo, a los 87 años, como una pérdida lamentable y penosa para el periodismo dominicano, a su salida de la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln donde se expusieron los restos del maestro de varias generaciones de periodistas y que luego serán cremados, según se ha informado.

“El que quiera ser limpio, el que quiera tener una vida honesta, puede tener en el un referente importante”, manifestó el presidente de la SDD.

Mientras el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán distinguió el pensamiento y la “conciencia clara” que caracterizaron a Morillo a lo largo de su trayectoria de más de 50 años.

“Hizo honor al periodismo, hizo honor a la sociedad dominicana y eso merece un reconocimiento y que los demás continúen el mismo trayecto”, manifestó el magistrado Germán, al asistir al velatorio del laureado periodista.

Sus Buenos Días, quedarán como ejemplo de periodismo de opinión conciso, espléndidamente escrito, siempre al servicio de la verdad y del interés ciudadano.

Una trayectoria de trabajo
Rafael Molina Morillo era oriundo de La Vega, lugar donde nació en 1930. Además del ejercicio periodístico, a lo largo de su vida se desempeñó como diplomático y abogado. Fue fundador de la emblemática revista ¡Ahora!, la cual destacó por su defensa a las libertades públicas y los derechos individuales. Dirigió el desaparecido periódico Ultima Hora desde 1991 a 1995. Luego estuvo al frente del periódico Listín Diario desde agosto de 1997 a febrero del año 2000. Fue profesor de la Escuela de Comunicación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo y director de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Católica de Santo Domingo. Estaba casado con Doña Francia Espaillat.

Sobre El Autor

- Estudiante de término de Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.