Publicado el: jue, Jun 21st, 2018

Panorama Educativo: Entramado de impunidad y corrupción

Por Luciano Filpo

En sus orígenes, el PLD se forjó para completar la obra de Duarte, Luperón, Caamaño… Dicho partido procuraba recuperar la memoria histórica, la dignidad del pueblo. El profesor Bosch decía que un peledeísta no cogería los bienes públicos para usufructuarlos. Es necesario destacar que la depravación moral de la organización de la bandera morada y la estrella amarilla se produjo después del desfase político y biológico del guía, ya en 1991, Bosch renunciaba en carta histórica a la organización creada en 1973: en ese documento histórico el viejo maestro advierte la derechización y arribismo de la clase media que forma el PLD. Todo esto a propósito del fraude de 1990 contra Bosch Y dónde quienes ganaron posiciones a costa del arrastre del maestro lo dejaron solo en los reclamos de transparencia en el conteo de los votos, en el paro Cívico que se organizó y en la Consigna de “que se vaya ya”. En 1996 con el apoyo de Balaguer y el frente patriótico, Leonel y el PLD llegan al poder. Desde ese momento se produjo un viraje hacia la derecha y un viraje moral. El primer gobierno fue el más frágil, estaba en minoría en el congreso, se balaguerizó, se produjo una inclinación moral y un relativismo de los principios éticos. El PLD estaba formado por pobres y clase media; cuando encontraron la forma de hacer su acumulación originaria de capitales no lo pensaron ni se detuvieron en formas éticas, en escrúpulos. Todos los que detentaban posiciones públicas importantes asumieron la visión patrimonial del Estado para el ejercicio de la función pública. Teniendo un gobierno débil (96-2000) patrocinaron hechos dolosos y pecaminosos como el PEME, la privatización de las empresas públicas, el programa de renovación vehicular con los carros pollitos; el asalto a la liga municipal Dominicana… Es cierto que se produjeron algunos progresos tecnológicos, Balaguer dirigía el país con un cuaderno de pulpería, pero con Leonel inició un proceso de modernización de la función pública. Bajo el gobierno de Hipólito (2000-2004) se mantuvo el manto de la impunidad, se hicieron algunos amagos de llevar a la cárcel a los corruptos, pero al final sólo resultó un amago Sin dar; tras el desastre del gobierno del PRD se produjo el retorno del PLD y Leonel, en este nuevo contexto se construyó Una institucionalidad viciada y propensa a facilitar el aposentamiento de prácticas onerosas, lascivas y perversas. Con razón el ex presidente Fernández sostenía que tenía un blindaje, pero el mismo era para la impunidad y la corrupción. En dicho gobierno se favoreció a narco como Arturo del tiempo el cual era agente del DNI y se le facilitó una cuenta millonaria en el banco de reservas, Figueroa Agosto y sus parrandas con el contubernio de las autoridades militares y civiles; el caso Quirino quién financio campañas con dinero del narcotráfico, la construcción de carreteras sobrevaluadas, la cogioca de prebendas o coimas para cada inversión que se realizó desde el estado, la alteración de los presupuestos, la creación de peajes sombras para favorecer compañías mafiosas… Se articuló todo un entramado mafioso y corrupto que aunque la economía ha crecido Nunca es suficiente para la voracidad de una burocracia pública que engulle el presupuesto de sus instituciones. Bajo el régimen institucional de Leonel se creó una institucionalidad bajo el supuesto de modernizar el país, pero a la postre ha venido a crear un régimen de impunidad, las altas cortes dirigidas por militantes del partido, el Ministerio Público designado por el presidente de la república, un consejo nacional de la magistratura maleado por el poder, una fachada democrática donde no hay separación de poderes, el congreso no representa al pueblo, es una Cenicienta del Ejecutivo, y sello gomigrafo de sus caprichos. Sostienes Robert Dahl que una democracia se fortalece en la medida que sus autoridades son electivas, en la medida que el poder económico no influye en la toma de decisiones de poder. Esta institucionalidad pútrida, artera ha corroído los escasos cimientos Morales de esta sociedad. Los hechos de corrupción son bochornosos y lacerantes, pero se ha perdido la capacidad de asombro, desde los espacios mediáticos se ha articulado un discurso que sostiene que la percepción es lo que denomina el espectro social. Miles de periodistas sobornados se dedican cada día a construir una realidad diferente a la que vive y padece el pueblo dominicano… En el año 2012 llega el actual presidente, quien sostenía que por el simple rumor público destituiría y conduciría a la justicia a los tildados de corrupción. Este ha sido el Gobierno con mayor lenidad hacia la corrupción y no ha ocurrido nada, se han vendido barrios con su gente, se ha hipotecado el país, se ha sobornado a todo el gobierno y aún los culpables o los sindicatos andan tan campante Cómo El hombre de la bebida escocesa. Tal cómo han dicho Temístocles Montás y Díaz Rúa, ellos eran recaudadores para las campañas del PLD, esto es cierto, pero y los patrimonios que ellos han acumulado en los últimos 20 años. Esto pone de manifiesto que parte del comité central y el comité político del partido de gobierno están en involucrados con los hechos pecaminosos, bochornosos y antiéticos. La sociedad dominicana debe y está obligada a levantarse contra este manto de impunidad articulado por el PLD, el cual nos empobrece material y moralmente así como contribuye a crear una sociedad insegura, ingobernable y anómica aparte de que somos el hazmerreír de la comunidad internacional por la impunidad y la corrupción imperante en el país.

El autor es Dr. en Educación.

Sobre El Autor

- Lic. en Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.