Publicado el: vie, Jul 13th, 2018

Panorama Educativo – La sociedad del miedo y el riesgo

Por Luciano Filpo

El miedo es una construcción social, un fenómeno psicológico empleado para doblegar, acogotar o subsumir a otros o para intimidar y coaccionar a los demás. Ya la mitología griega construye situaciones de luchas entre Dioses y héroes las cuales resultan horripilantes para los humanos normales. Hércules se enfrenta al minotauro, los jóvenes tenían que dar pruebas de valor enfrentando a algún animal salvaje. La situación de miedo era una prueba para diferenciar al hombre valiente del cobarde. Es la sociedad medieval quien construyo imaginario de terror y miedo; la historia del lobo feroz, el castillo sombrío y sólo habitado por un ogro humanoide que atemoriza, el hombre fue deshumanizado, colocado a los pies de una visión teologal, todo supeditado a Dios, se articula una visión donde el ser humano se teme a sí mismo, necesita de la protección de una mano providencial que proteja a esa criatura vulnerable que es el ser humano. El gran Aristóteles sostenía que el hombre era una criatura gregaria, social y política, era humano en tanto podía vivir en sociedad. Dioses y animales pueden vivir solos, prescindir de la solidaridad y la filantropía del otro o lo que en la época moderna se llama otredad o alteridad. La sociedad oscurantista medieval moldea un hombre sumiso, temeroso, creyente, anómico, capaz de supeditar su existencia a la providencia divina. Platón sostenía que el hombre es desigual por naturaleza; Maquiavelo planteaba que el hombre es proclive a realizar el mal y la lujuria, Hobbes establecía que el hombre en estado natural es una criatura perversa, cruel, Lobo del hombre, siendo el Estado Fuerte la panacea para controlar ese instinto bélico y desviado del hombre. Para Rousseau el hombre en estado natural es una criatura que puede ser moldeada para el temor o la maldad. El contrato social moldea al hombre según los preceptos de la sociedad, los establecidos en los mecanismos de control social, socialización y el consenso social.

El Estado es una estructura jurídico, política e ideológica, edificada para dominar, someter, controlar, vigilar e intimidar a los subordinados de la sociedad. El estado moderno refina sus mecanismos de control social, de doblegar al ciudadano. G. F. Nietzsche cuestiona la naturaleza humana, plantea que en el mundo occidental la gran leyenda del cristianismo moldea a los seres humanos, los acomoda al orden social, Los hace sumisos, los prosterna a un gran Salvador o mesías. En ese marco habla de la voluntad de poder, del superhombre como ser capaz de revertir esa situación de vulnerabilidad y espera de sumisión a lo divino. Marx sostenía que el Estado aparece para garantizar privilegios y explotación. Según Weber el estado es el administrador físico de la violencia y el portador del temor y el control político y social. Según Freud el ser humano se debate entre su yo personal y ello social, el sujeto renuncia a sí mismo para ser asimilado por la sociedad. En las últimas décadas del siglo XX, Michel Foucault, el teórico estructural del estado y el poder, sostiene que desde el aparato Estatal se acometen acciones delincuenciales, depravadas y desviadas para justificar la necesidad de la autoridad. Para este autor se infunde tanto miedo en el sujeto que el individuo renuncia a el mismo para encomendar su seguridad al Estado y sus instituciones. La sociedad contemporánea genera tanto miedo que el sujeto se supedita al orden social y justificando formas autocráticas y negadoras de las prerrogativas inalienables y en los individuos. Erich Fromm habla de miedo a la libertad que no es más que justificar los extremismos del poder en desmedro de la libertad del individuo y la sociedad.

Por su parte Z. Bauman habla del miedo líquido, una situación amenazante en cada contexto el miedo líquido no tiene forma, se presenta según el contexto en las redes sociales, en la diversión, en las relaciones íntimas, en la construcción de lo social… Desde las redes sociales se ha colocado en un plano transparente los estilos de vida y la intimidad de los sujetos. Las redes sociales tienen el poder de colocar a los individuos en una posición donde de forma voluntaria exponen lo que le gusta, sus preferencias, visión de la sociedad, lo que consumen sus amigos, preocupaciones sociales y afectivas. Por su parte Ulrich Beek habla de la sociedad del riesgo o aquella que afronta un peligro continuo, problemas que aterrorizan a la sociedad. La sociedad del riesgo atemoriza, cohíbe e inhibe al sujeto de su vida cotidiana… El riesgo condiciona al sujeto, obliga a prevenir, a crear situaciones… También el riesgo justifica acciones de poder de parte del Estado y de entidades privadas… El riesgo y el miedo se hallan impresos en los alimentos, el entorno laboral, las relaciones sociales, los instrumentos tecnológicos usados, las relaciones internacionales. La sociedad del riesgo viene con el miedo incluido y lo promueve como un obstáculo al progreso y al cambio social. Anthony Giddens en su obra “Un mundo desbocado” sostiene que el riesgo viene manufacturado y es inherente a todas las actividades humanas incluidas la familia la democracia y la tradición.

La sociedad dominicana no escapa a esa realidad global, la violencia, delincuencia e inseguridad personal y social son fenómenos que contribuyen a justificar el autoritarismo y la arbitrariedad estatal. En el contexto local no funcionan los aparatos de seguridad, la delincuencia ha desbordado la cobertura del control social. La desigualdad, inequidad, mala distribución de la riqueza, la ausencia de justicia, son factores que colocan a los más desfavorecidos en condiciones vulnerables y en una tesitura de justificar la presencia de Trujillo en el aparato estatal. El miedo moderno se articula a la violencia Estatal, es el resultado de la descomposición social y el mismo se emplea para justificar la sumisión y prosternación del individuo al aparato estatal y al sistema social. La violencia y el miedo son mecanismos de control social.

El autor es Dr. en Educación.

Sobre El Autor

- Lic. en Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.