Publicado el: Jue, Abr 6th, 2017

¿Seguridad o distracción?

Por: Luciano Filpo

luciano-filpo1Un filósofo posmoderno Jean Baudrillart sostenía que la sociedad contemporánea es del simulacro se hace una cosa y se pretende otra Zygmunt Bauman hablaba de la sociedad líquida y sitiada, o sin forma la que asume la condición del envase; Gilles Lipovestky plantea que se está ante la sociedad del postdeber y del espectáculo mientras el recién fallecido politólogo italiano Giovanni Sartori la denomina sociedad teledirigida, de la imagen y el video niño. Este último hacia especial énfasis en el papel del TV sobre la fórmula donde las personas. Para Sartori de homo se ha expuesto a tantas imágenes, que ha debilitado su capacidad de razonamiento. La aldea global ha transformado la capacidad de pensamiento y erudición en el individuo. Para Sartori cada vez las personas piensan menos, son sometidas a un proceso de entretenimiento continuo. Las nuevas redes invaden la intimidad del sujeto, lo esclavizan en un proceso lúdico continuo. Según Albertori los grupos expuesto al efecto de las redes sociales padecen un proceso de zombificación y cretinizacion.

Se ha perdido el sentido, la orientación, la condición del entorno. Las personas se vuelven autómatas, están anestesiada., sostenía Baumann que la felicidad se construirá en la tienda adquiriendo bienes y servicios, en una sociedad de consumo que convierte al ser humano en un consumidor cautivo y sin discernimiento. Es necesario destacar que las redes sociales desclasifican las informaciones antes de que la manipulen y las personas podrían convertirse en un ciudadano más activos; pero hoy hay un proceso de desmovilización social de la Asunción del causas individuales y obviando los proyectos colectivos. Para Umberto Eco los medios masivos pueden ser apocalípticos e integrados, no son malos per se, dependen del uso que se da: pueden educar e informar, pero pueden tener efecto deletéreo o dañino. El uso de los medios es lo que puede generar situaciones de manipulación.

Los especialistas Assange y Snowden pusieron de manifiesto el uso perverso que se hace con las redes sociales desde el primer mundo y sugieren crear espacios alternativos. Desde la época del mundo Romano clásico los gobernantes desarrollan la expresión de que para gobernar con tranquilidad al pueblo se debe garantizar pan y circo, es decir entretenimiento y comida. Si estos componentes se hayan presente en la vida y relaciones sociales de la gente muchas cosas se tolera en el poder. El propagandista nazi Joseph Goebbels sostenía que se podían usar muchas cosas Aunque fuesen falacias Porque algo queda. El mismo sostenía que una mentira repetida muchas veces se convertía en verdad.

Desde la dirección de los estados se articulan aparatos de comunicación y propaganda, los cuales organizan la agenda informativa del país. En República Dominicana ha sido similar, existe el aparato burocrático para trazar pautas o líneas informativas según los intereses del gobierno. Lo que a su vez se alimenta con un grupo de comunicadores sobornados que como el oro de Juan Antonio Alix sólo saber decir ”corroboro corroboro”. Son informadores maleados por el olor de plata o francotiradores a sueldo o simplemente mercenarios de la pluma y la palabra. El expertos radioactivo informativo de República Dominicana ha estado dominado por el caso impúdico de ODEBRECHT y la impunidad así como la expresión de esperanza de los grupos verdes, que como expresión de clase media acorralada, saqueada, asqueada, hastiada de tanto baldón e ignominia judicial con los corruptos, ha tomado las calles y medios disponibles para reclamar transparencia, gobernanza y un ejercicio ético de la política. Es sólo una Arista del problema, los delincuentes grandes y pequeños han tomado las calles, han puesto su propio orden y la población se halla confinada, recurriendo a enclaustrarse en su propia, casa al uso de cámaras, vigilantes, perros, drones y de ninguna forma se siente seguro.

La sociedad dominicana ha sido tomada por políticos y empresarios corruptos, quienes han usado el poder para distraer los bienes colectivos, situación que se expresa en desmedro de la salud, la educación y otros servicios que dispensa el Estado. En los últimos días se ha puesto en marcha un operativo de Semana Santa contra la delincuencia han sacado los guardias, policías, Topo, Swat, lince, guardias ranas y otros grupos especiales para combatir la delincuencia. Decimos operativo de semana santa por qué es un operativo de una semana y el mismo es para molestar a gente decente y de trabajo. Los delincuentes siguen su agitado curso; esté operativo procura distraer a la opinión pública del tema de la corrupción, impunidad y ODEBRECHT. Monseñor Osoria el obispo de Santo Domingo se expresa con incertidumbre al sostener que aquí nadie caerá preso por el caso ODEBRECHT. un cristiano lo último que pierde es la esperanza; es cierto que aquí sólo caen presos los indigentes y descalzos, pero la ciudadanía se está activando y cada vez es más beligerante en el reclamo de poner fin a la impunidad. Ya no es suficiente la distracción para confundir, las redes sociales, así como coadyuvan a la creación zombis también son un canal de difusión de la amargura y de los deseos frustrados de una sociedad agotada, cansada y harta de la indiferencia oficial ante el peculado y la distracción o usufructos ilegal de bienes públicos.

Sobre El Autor

- Estudiante de término de Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo
1 Comentario
Danos tu opinión
  1. I feel this is among the such a lot vital info for me.
    And i am satisfied reading your article. But wanna commentary on some normal issues,
    The site taste is great, the articles is actually great : D.

    Good task, cheers

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.