Publicado el: Mie, Feb 7th, 2018

Semifinales hoy en Serie del Caribe

Con los anfitriones Tomateros de Culiacán fuera, los equipos Águilas Cibaeñas, Alazanes de Granma, Caribes de Anzoátegui y Criollos de Caguas intentarán hoy sobrevivir a la serie semifinal para tener mañana en la noche la oportunidad de levantar el trofeo de campeón de la Serie del Caribe 2018 en el moderno parque Charros de Jalisco.

Hasta anoche, al cierre de Listin, los enfrentamientos de la semifinal “A” y “B” dependían del resultado del encuentro de esta madrugada entre los representativos de República Dominicana y México.

Una victoria del equipo que dirige Lino Rivera ante México enviaría a las Águilas al primer lugar, pero si son los aztecas que ganan mandaría a Cuba hasta la cima de la clasificación

Yunesky Maya uno de los tres cubanos que conforman la rotación de cinco del equipo aguilucho, tiene esta noche la misión de ayudar al colectivo quisqueyano a empuñar el boleto que conduce a la final.

Al igual que el pasado año en Culiacán, los Alazanes clasificaron con registro de 3-1 y pretenden sumar otro trofeo de campeón al conquistado por Pinar del Río en el 2015, un año después de haber regresado a la denominada “Pequeña Serie del Caribe”. Los Criollos, contra viento y marea, resultaron campeones de la recortada Liga Roberto Clemente y concluyeron aquí con marca de 2-2, primer paso para en la defensa del título que conquistaron en el 2017 en Culiacán, su primero desde el año 2000.

Los Caribes, también con foja de 2-2, tienen el objetivo de llevar a Venezuela el título de una serie que debió celebrarse este año en Barquisimeto, pero que lo dejaron para el 2019, cuando se confía que la crisis política que le afecta permita celebrar la misma.

Edwin Espinal, confiado
En el 2016, el experimento fue fallido, pero un año después Edwin Espinal no quiso perder la segunda oportunidad, elevó su cuota de trabajo y los resultados fueron más que satisfactorios.

“Pienso que llegué al lugar donde quería estar, en base al trabajo fuerte lo logré”, expresó el fornido inicialista, cuyo desempeño de este año le hizo ganar esa posición con las Águilas.

Hace un año y por recomendación de un instructor de Detroit, las Águilas lo colocaron en la inicial, pero un pobre promedio de .154 (39-6) le hicieron al club buscar otras alternativas, José Julio Ruiz y Kennys Vargas terminaron adueñándose del puesto.

Empero, un segundo chance fue suficiente para que Espinal mejorara notablemente y colocara las estadísticas que el conjunto requería de él para otorgarle la posición al mastodonte de 6¥2 y 250 libras.

En la concluida campaña los números de Espinal fueron muy diferentes, un robusto .287 (143-41) con dos jonrones y 24 remolcadas fueron más que suficientes para quedarse con la posición, la cual espera sea definitiva. “Realizó un buen trabajo, el que nosotros esperábamos y pienso que hemos conseguido ya nuestro inicialista”, señaló Manny Acta, gerente general de las Águilas.

Espinal, un nativo de Mao y quien creció idolatrando a las Águilas entiende que con su brillante desempeño ya le llegó la oportunidad que siempre anhelaba. Y en su caso, lo más importante en su primera campaña completa ayudó al conjunto a conseguir la corona.

“También estoy orgulloso y este es un gran premio para mí el poder ser parte de esta gran historia con las Águilas”, manifestó el jugador, quien próximamente partirá a los entrenamientos con los Tigres de Detroit.

“Estoy preparado para ser el inicialista de las Águilas por un largo tiempo”, señala el inicialista que se hizo como jugador actuando en la Academia de Luis Polonia.

“Es un gran orgullo poder brindarle esa corona a esa gran fanaticada de las Águilas y batallaremos en grande en busca de conseguir el cetro en la Serie del Caribe y así tener una doble celebración”, puntualizó.

Sobre El Autor

- Lic. en Comunicación Social

sonomaster publicidad abajo

Interactúa con tu comentario

Elpoder.com.do No acepta comentarios inmorales, difamatorios, degradantes, ofensivos e injuriosos por respeto a nuestros colaboradores
y lectores. Respetamos la diversidad de raza, simpatía política, religiosa, orientación sexual u otra índole que atente la moral de las personas.
Trabajamos con objetividad y criterio de responsabilidad, respetando la libertad de expresión de nuestros lectores, apegados al libre acceso
a la información pública.